El blog

Últimas noticias

Viaje a Iruña y Donostia

21.07.2016.

Una vez pasada la época de comuniones y su locura transitoria, según empieza ya de verdad el verano, hago un parón en el trabajo habitual frente al equipo de edición y cojo los trastos de rodaje para ir al norte a trabajar con algunos doctores. Ya habíamos pasado algunos días de calor en Madrid así que lleno la maleta y cojo el coche con mucha ilusión por volver al norte y disfrutar de un tiempo más fresquito en una zona de España que me encanta.

Una salida no demasiado temprana de Madrid, que me despide con algunos atascos tontos que no logran agriar mi humor. Estoy animado y un poco de atasco no puede arruinarme nada. Por lo demás un viaje tranquilo por carretera, atravesando algunas zonas de la península en las que si me dijeran que no vive nadie en 100 kilómetros a la redonda me lo creería seguro. Soria es peculiar.

Vestido para quirófano

Preparado para entrar a quirófano

Después de dejar el Moncayo a un lado y tras algunos kilómetros más por autopista, llego a Pamplona y voy directamente al centro para la primera cita. Menos mal que voy con tiempo, porque aparcado frente a la clínica vuelvo a leer un detalle sin importancia de la ficha: grabamos en el hospital San Juan de Dios, no en la clínica de nuestro doctor. Así que otra vez en marcha, hasta el hospital de marras. Ahí, llegamos puntuales y el doctor poco después, así que empezamos rápido, aunque primero pasamos por vestuario, porque vamos a grabar en quirófano y hay que ponerse el pijama y los zuecos. Es curioso esto, porque acabo de conocer al cliente y ya estamos los dos en calzoncillos 😉

Utilizamos el viejo truco del teleprompter-folioimpreso para que no se complique la entrevista, así que el doctor graba casi del tirón todas las preguntas. Después algunas fotos en quirófano, la puerta del hospital, y a correr. En un rato tenemos la segunda y última cita en Iruña, con otro doctor, esta vez sí en su clínica.

Allí aparezco con mucho tiempo, así que me toca esperar hasta que la clínica abra sus puertas. Un lugar muy fotogénico y con un personal más que amable. Unas fotos rápidas de la clínica, un rodaje también ágil con el doctor, que está más que habituado a hablarle a una cámara, así que en media hora he terminado con la segunda cita pamplonica. Emprendo camino a Donosti.

Por la carretera lo mismo me hace un sol abrasador que me cae un diluvio, así que me cargo de paciencia para llegar sin problemas a Donostia. La clínica de los doctores que me van a atender esta tarde está en el mismo centro, que tiene un tráfico todavía peor que Madrid, así que otro poco más de paciencia, una vuelta a la manzana y aparcado casi en la puerta. No está mal. Lo único que llego con antelación a la clínica y los doctores llevan algo de retraso en la consulta, así que me pongo a escribir estas líneas, que colgaré más tarde.

No se me hizo muy tarde, pero sí que me tocó esperar. Hora y media de retraso sobre la cita original. Había ido todo muy cuadrado hasta ahora. Menos mal que era la última y no me complicó otras citas. Eso sí, grabado el vídeo en 10 minutos y al hotel. Después un buen paseo por Donosti, por el puerto y el centro, tomando unas cervezas con un amigo de la zona.

Author: